NUEVA SAL LIQUIDA EN SPRAY KOSHER

0906111459

Última modificación: 23/04/18

Las enfermedades cardiovasculares y el consumo excesivo de sal son problemas globales, donde la mayor parte de los individuos tienen riesgo de sufrir hipertensión arterial en algún
momento de su vida. Para alcanzar los niveles recomendados de consumo de sal, no es
razonable esperar que los individuos actúen por si mismos pues el contenido de sal en los
alimentos es difícil de identificar.
La reducción en el consumo de sal es beneficiosa tanto para las personas con hipertensión
como para los que tienen la presión sanguínea normal. Si desde edades tempranas se reduce
el consumo de sal se previene el aumento de la presión arterial asociado con la edad. Existe un deseo innato por el sabor a la sal y es posible adaptarse a consumir alimentos menos o más salados, como ocurre actualmente en la sociedad moderna. He y Mac Gregor (2004) demostraron que una reducción modesta por un largo tiempo disminuye la presión arterial en individuos con presión sanguínea alta y normal.

Ver más anuncios de este rubro.
Volver